Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de enero, 2019

Fruta

En la gula se encuentra la entelequia de un monstruo, una sombra vaga que rara vez se distingue en la oscuridad del apetito ocioso. Lo siguiente es la sombra de la sombra, el fruto monstruoso de la entelequia y un cuento; cómasecon moderación.   Los días sabrían decir qué cosa fue lo que se sembró en la mente de Isa, en cuánto tiempo germinó la idea y en qué momento la madurez defolió cada hoja que fue una acción.
   En principio es difícil ver las raíces: quizá el desagradable mal hábito de comerse las uñas cuando niña o tal vez la mala costumbre de morderse los labios por los nervios. Ni siquiera es imposible descartar que se arrancara las costras en la ansiedad...
   ...Pura especulación inútil: pensar en el resto del iceberg cuado lo que importa es la punta, sobresaliendo, personificado el peligro; se adivinan mil cosas del cuerpo nada más de ver los ojos flotando en la nada.
   Pensar en Isa, pulcramente vestida, comiendo silenciosa, con la boca bien cerrada. Pensar en Isa, te…

Antología de cuentos musicales: 10. El cazador de ratas

Mejor conocida como El Flautista de Hamelín, la historia del cazador de ratas es una tradición alemana que se ha encontrado en variedad de versiones (como la de Hermanos GrimmLos niños de Hamelín (1816), que es quizá la más difundida) y con no menos interpretaciones. La que presento es recogida de la antología de cuentos de hadas de Andrew Lang; se trata de una versión francesa de Charles Marelles. Curiosamente en esta versión, el músico no toca una flauta, sino una gaita, cosa que imagino es por razones de darle cierto exotismo al cuento.   En el relato la música aparece en una tónica más allá de algo para el placer estético: como mesmerismo musical, que ha tenido bastante interés, sobre todo en ramas médicas. Es por todos conocida la estrategia del músico de Hamelín que con su instrumento logra deshacerse de las ratas y encandilar a los niños para sucuestrárlos. Sin más que agregar, el cazador de ratas...   Hace tiempo la ciudad de Hamelín en Alemania fue invadida por miles de ra…